Nacho Vidal

Nacho Vidal

A los 21 años se inició en la pornografía, justamente en la sala Bagdad de Barcelona. Allí acudía a realizar espectáculos pornográficos con su novia Sara, para intentar que ésta dejara el mundo de la prostitución. Allí conoció a José María Ponce, por aquel entonces director del FICEB, quien lo introdujo en el mundo de las películas porno. Pasó más tarde a ser discípulo de Rocco Siffredi, quien lo llevó a Hollywood en 1998. En su carrera ha protagonizado unas 350 películas, además de trabajar como productor y director de más de otras 100.